Pisos De Ceramica

Las baldosas de cerámica están hechas de arcilla y pizarra horneada y endurecida en un horno. El método tradicional de calentamiento u horneado consiste en un proceso de doble cocción llamado bicocción. Un proceso más moderno denominado monococción hornea y esmalta la baldosa en una sola cocción. El proceso que consta de un solo paso implica varias ventajas, ya que produce una baldosa más económica, más densa y durable, y con un esmalte más sólido. Antes del proceso de cocción, los colores de la arcilla natural se magnifican utilizando ciertos pigmentos.

La composición de la arcilla, en combinación con el proceso de cocción, y dependiendo de si la baldosa es esmaltada o sin esmalte.

Las Baldosas Esmaltadas
• Poseen una superficie que proporciona color, diseño y fácil mantenimiento.
• Cuanta más alta sea la temperatura, mayor será la dureza del esmalte.
• Los esmaltes de colores claros suelen ser más fuertes que los oscuros.
• Los esmaltes brillantes tienden a ser más suaves que los acabados mate o satinados.
• Ofrecen una variedad más amplia de colores.
• Son más resistentes a las manchas.

Las Baldosas sin Esmalte
• Poseen un color producto de la composición de la baldosa y / o de pigmentos añadidos.
• Tienden a resistir mejor el desgaste.
• Su superficie natural las hace menos resbalantes.